data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg

domingo, 27 de marzo de 2011
7:09:00

Por cada comentario que haces, Dios salva un gatito

Twitter y los Top 10 del Mea Culpa (1ra. parte)


Twitter

En enero pasado, Twitter superó los 200 millones de usuarios, aunque nunca hizo un anuncio oficial. Foto: Shovelling Son (vía Flickr).

Está claro que Twitter da para todo, pero no sobra ser precavido y seguir algunas recomendaciones que, como usuarios y seguidores, le servirán mucho para utilizar de mejor forma esta red social. Ah, y también para no resultar siendo la comidilla de cientos de twitteros que no tienen compasión con la información curiosa o malintencionada que se publica.

Así las cosas, como parte de la celebración del cumpleaños número 5 de Twitter, ENTER.CO presenta un listado de los 10 errores que no debería cometer usted en la red de microblogging. En esta entrega, presentamos los 5 primeros, y mañana compartiremos los restantes:

1. Convertirse en un twittero fastidioso.

A personajes como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, Mike Tyson, Shakira, entre otros, se les ‘perdona todo’. A esto se suma que la fama que han logrado también los tiene entre los usuarios de Twitter con más seguidores. Sin embargo, a pesar de esto, ni siquiera estos famosos saturan a sus seguidores con el envío de mensajes cada 5 minutos avisando hasta que van a entrar al baño. Algo que sí hacen algunos usuarios que no alcanzan ningún grado de fama.

“Me gusta el color azul”, “qué bonito está el día”, “me voy de compras”, “estoy en el carro”, “tengo sueño”, “me muero por un chocolate”, son algunos de los ejemplos. La estrategia de llamar la atención funciona en Twitter, pero mal manejada puede resultar fastidiando a los seguidores.

2. Ser un ‘vurro’ de la ‘hortografía’.

El título de este error habla por sí solo. La mala ortografía en las redes sociales es una característica de un buen número de usuarios. Sin embargo, hay errores de errores.

En esta red social hay quienes twittean para pensar y no piensan para twittear, y también quienes no se fijan en las normas mínimas de ortografía; de los cientos de casos que podrían servir de ejemplo de errores garrafales, por obvias razones se destacan la de los personajes famosos, a quienes los twitteros no les perdonan una metida de pata.  Un par de ejemplos son el de la actriz colombiana Cristina Umaña y el de la cantante mexicana Paulina Rubio.

En el caso de la primera, a finales de 2010 publicó un mensaje que decía: “A donde se fue todo el mundo??? Yegue en 5 minutos a mi citaaa!!”. En el caso de Paulina Rubio, la cantante hace un par de meses publicó en su cuenta: “Chicos, quiero confesarles con mucha ilución (…) que van hacer tíos!!!”. Minutos después la mexicana se excusó con sus seguidores por la mala ortografía que se le había pasado en el mensaje que, según ella, redactó una de sus asistentes (a propósito: un pecado aún mayor que un tweet inapropiado es no asumir la responsabilidad y decir que se trata de un hacker, de una asistente o de algún fenómeno natural que originó el tweet).

.../

3. Caer en peleas e insultos.

Un solo comentario de cualquier tema en Twitter puede terminar siendo la herramienta perfecta para que los medios de comunicación armen la polémica y no haya marcha atrás en el escándalo desatado.

En Colombia, por ejemplo, se volvió común ver las peleas de los políticos y otros personajes de la vida pública a través de la red social. Es el caso del ex presidente Álvaro Uribe y el periodista Daniel Coronell, un rifirrafe que todavía ocupa la atención en los principales medios del país.

En noviembre pasado, una pelea más curiosa surgió desde Twitter cuando por una gotera fue ‘el florero de Llorente’ de dos famosas vecinas. La actriz Diana Ángel y la exsenadora Piedad Córdoba cruzaron mensajes públicamente con frases como: “Esta es una campaña pacífica: por favor Senadora, después de 10 años, ya es justo que me arregle las goteras, es justo!”. Por su parte, Córdoba se defendió asegurando que el papá de Ángel se había apropiado de recursos del edificio en el que residen las 2. La polémica benefició especialmente a la actriz, porque el problema de la gotera fue solucionado finalmente por la ex senadora.

4. Publicar mensajes contra razas, sexos, nacionalidades…

La homosexualidad de Ricky Martin y las pifias con relación a los desastres naturales y las necesidades de los más pobres han dado de qué hablar en Twitter.

El periodista deportivo Andrés Marocco, en una de sus varias peleas con otros twitteros, no solo cae con frecuencia en el pecado número 5. Alguna vez escribió, entre varios mensajes: “Que dude usted de mi sexualidad me parece fantástico. ¿Qué tal que esa obsesión por mí sea amor? Yo no discrimino a nadie, ¿eso me hace gay?”. De inmediato sus seguidores comenzaron a criticar sus tweets por discriminatorios.

Por su parte, el director de cine español Ignacio Vigalondo celebró sus 50.000 seguidores de una manera que no gustó para nada a los judíos y en general a su audiencia: “Ahora que tengo más de cincuenta mil followers y me he tomado cuatro vinos podré decir mi mensaje: ¡El holocausto fue un montaje!”. Aunque el artista explicó que se trataba de una broma y que no es un negacionista, debió afrontar fuertes críticas, perdió su blog en ElPais.com y ha quedado marcado, al menos por un tiempo, como antijudío.

5. Creer –y retwittear– en todo lo que se lee.

Una de los mejores usos que se le puede dar a Twitter es usarlo como fuente de información, pues la mayoría de los medios usa la red social para divulgar sus publicaciones. El problema es que algunos usan Twitter para divulgar información incompleta o falsa –a veces con la mala intención de desinformar, y otras, por los afanes de dar una primicia o de ganar popularidad–. Esto no sería grave si fuera menor la cantidad de usuarios que creen a ciegas en todo lo que leen y ‘retwittean’ información falsa o sin confirmar.

Quizás el caso más famoso en Colombia de este error fue el rumor que circuló en Twitter que daba por muerto a alias ‘Alfonso Cano’, el jefe máximo de la guerrilla de las Farc. Los famosos también sufren mucho a causa de personas que difunden chismes en Twitter, donde se agarran fuerza fácilmente. Tal es el caso del divorcio inexistente de Elizabeth Hurley, la operación cosmética labial de Lindsay Lohan o la muerte de Morgan Freeman, 3 noticias que se propagaron vía Twitter y que no eran ciertas.

Hay varias razones por las cuales se dan tantos rumores falsos en Twitter, pero una de las principales es que allí los usuarios fácilmente replican de inmediato la información. Antes de hacer clic en ‘retweet’,cuando usted vea un titular extraordinario, no se lo tome a la ligera, piense 2 veces en la confiablidad de la fuente y busque otras fuentes serias que lo confirmen. Si aun así es una noticia difícil de creer y no se aguanta las ganas de twittear sobre ella, al menos plantéela como un rumor y no como un hecho verificado.

AVISO: todos los posts que provienen de webs de terceros han sido copy & paste tal cual aparecen (incluyendo los errores ortógraficos y sintáxis). Los únicos casos en que se hace una excepción a lo antes mencionado es cuando se traduce para su publicación, en cuyo caso, toda falta de ortografía es asumida por este blogger. Lo único que podría modificarse es la ubicación y tamaño de la(s) imagen(es). En la medida de lo posible se publicará el post original de la noticia. En último caso se llegará al último post que no haga referencia a su fuente y se asumirá como fuente (más no se asegura que lo sea).

publicado por RMSD

____________________________
Artículo Fuente : Los 10 pecados casi mortales en Twitter (parte I)
Autor / Publicado por : Carlos Alberto Díaz
Web Site / Blog : Enter.co

COMENTARIO
a tener cuidado y tenerlo presenteUn excelente recopilatorio de puntos a tener siempre en cuenta. Algunos pueden parecer obvios, y sin embargo podemos constatar que fácilmente muchos caen (y no soy la excepción) en ellos. Hace poco, cuestión de días, leí en mi timeline un tweet en que invocaban, sino simplemente sugerían, que se tenga en consideración no sólo la ortografía sino la gramática en si, pues mencionaron, puntualmente, que no debemos olvidar iniciar cada tweet con mayúscula (como en este párrafo por ejemplo). Admito que siempre he sido de escribir y escribir sin tener en cuenta ese punto, y desde entonces me sentí “mal” conmigo mismo.

Ayer justamente consulté en Twitter al respecto y esto me respondieron:

@rsoto En twitter somos un poco maniáticos, lo reconozco. Nos gusta escribir bien, aunque sólo haya 140 caracteres. Ahora bien: sé libre ;-)

Y tiene razón en ambos puntos. Uno DEBE de cuidar la ortografía pero también debe sentirse bien con lo que hace y recordar que uno tiene la libertad de decidir lo que debe o no hacer. Yo estoy, temo que como la gran mayoría, preso, inconscientemente, de los programas de corrección ortográfica que tenemos a disposición, tanto en los browsers como en distintos programas de uso cotidiano (como en mi caso el Windows Live Writer). Yo uso TweetDeck y admito que cuando me di cuenta de que no tenía la posibilidad de incorporar un corrector ortográfico en español, me asaltó el temor de que se desnude mis carencias y limitaciones con el idioma.

Olvidamos, con el paso del tiempo y el avance no sólo de la tecnología sino del proceso de sincronización que Internet nos ofrece, de aquellas cosas básicas que aprendimos todos en la escuela. A mis 48 años, admito, sin nada de vergüenza por cierto, que retomaré la lectura de los libros de gramática y ortografía. No voy a ser un esclavo más de los programas de corrección.


*****

0 comentarios:

Haznos saber tu opinión

Todo comentario es bien recibido. Pero debes de tener en consideración los siguientes puntos:
1. No se permitirán insultos.
2. No se permitirá comentarios únicamente con publicidad. En todo caso te sugiero enviar un mensaje privado para ver el tema.
3. No se permitirá ningún tipo de ataque, agresión ni apologías de ningún tipo que inciten a la violencia o reacciones violentas. Se puede criticar y entablar debate sin necesidad de agredir a nadie.
4. No se permitirá ningún tipo de discriminación, segregación ni racismo.

Todos los comentarios serán sujetos a moderación, así que por favor les pido un poco de paciencia. Muchas gracias por comentar en este blog.



Coméntalo en Facebook

data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg

Publicados en esta categoría...

Suscribete a De Copy and Paste