data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg

jueves, 31 de enero de 2008
19:14:00

Por cada comentario que haces, Dios salva un gatito

Decálogo del perfecto esposo


matrimonio Antes que nada, lo del título es mentira. Si. Pues para una esposa jamás uno será el hombre perfecto, menos el esposo ideal, pues ahí tenemos a los Brad Pitt, George Clooney y toda una tropa de críos que brincan, saltan, muestran sus abdominales como colección de pancitos ordenados y que se hacen llamar cantantes pop, rock o salsa (o lo que sea) y uno queda relegado al final de la escala evolutiva desde el punto de vista femenino. Claro, si uno tiene el cuerpo de Arnold (el terminator convertido en político en la actualidad) o de Batista "el animal" (el de la WWE), bueno, si así fuéramos lo más probable es que por un buen tiempo no estaríamos casados sino estaríamos en pos de cazar chicas y más chicas.

Pero regresemos a nuestra triste realidad: nunca cubriremos las expectativas de la esposa. ¿Creen que exagero?. Ahí les van unos ejemplos "prácticos":

  1. Si somos amables con nuestra suegra, pero amables honestos, no de los amables fingidos, en algún momento nuestra esposa nos dirá, o al menos lo pensará, “¿Por qué te llevas tan bien con mi mami?, seguro que lo haces para ganártela y que no te contradiga en tus futuras decisiones, porque mi madre es de carácter y no se va a dejar engatusar por tus artimañas, queriéndola engañar a la pobre, que desgraciado eres….. fuera de mi vista!!!”
  2. Si un día tu esposa llega del trabajo, trayendo un paquete, digamos de cortes de carne para parrilla, pues ella con la mejor de las intenciones quiere darte un gusto, si le preguntas inocentemente “amor, ¿dónde compraste esa carne?”, créeme, su respuesta no será tan inocente, será del tipo “¿Por qué?¿Qué tienen de malo?¿No le gustan al “señor”?, carambas, una con el detalle y el niño se pone exquisito”.
  3. Una fija y clásica, pueden probarla si gustan bajo su propio riesgo. Llega la noche, apagan las luces y le haces el amor a tu esposa como todo un gigoló, sin dejar de lado ninguna zona, pliegue y verruga. Mejor dicho, la haces cantar el himno nacional patrio en lenguas muertas y a todo pulmón. Luego de esa faena heroica de más de 1 hora de aeróbicos de altísimo impacto, separados y tratando de recuperar el aliento, le preguntas como todo un caballero “amor, dime. ¿te gustó?”. Si demora más de 3 segundos en responder es que por su mente pasó “¿y ahora que le digo?”. No, si las mujeres son “malvadas” he llegado a pensar (en el buen sentido claro está, no se ofendan por favor).
  4. Una última para la pequeña lista de ejemplos. Llegas a casa, luego de un arduo día de trabajo, pero contento porque has logrado 3 clientes nuevos y engrosado la cuenta bancaria de la familia. Tú quieres celebrar y nadie mejor que con tu esposa. La quieres sorprender llevándola a cenar a un buen restaurante, luego ir al cine, seguir con una visita a una disco y terminar la noche con una faena memorable en la intimidad de la alcoba. Llegas, la saludas efusivamente y obtienes un hermoso rostro sorprendido de tu señora y le dices: “Amor, vamos a celebrar, hoy es un día especial pues logré 3 clientes cielo, y esto es sólo el inicio, así que quiero celebrarlo por todo lo alto contigo.”. ¿Adivinan que respuesta van a obtener?, algo como esto “o sea que si no logras clientes nuevos ni soñar que me saques de casa a divertirme, sino que compras comida y luego a la cama como siempre, ¿no?, es decir, tú a mi no me consideras para nada, si mi madre tenía razón al decirme que tú eras un falso, no si ya lo estoy viendo”.

Si mis sufridos colegas varones, el universo femenino es como el universo en la vida real: obscuro y lleno de sorpresas. Y por cierto, hay algunas cosas que no debemos hacer ni aunque nuestra vida este en juego, ni de vainas, y son, entre las que conozco, vivido y sufrido:

  1. No regalarle una mascota a tu suegra, menos una hembra. La razón es simple: un día vas a despertar, voltear y ver a tu bella esposa, la verás despertar (mala suerte, siempre despiertan) y luego del beso de saludo y estirarse en la cama, tú te levantas e inocentemente le preguntas por la mascota que le has regalado a tu suegra en estas palabras “amor, y dime, ¿cómo está la perra de tu madre?”. Te aseguro que no bajan de 2 semanas de cierra puertas y de miradas que para que te cuento. Ah, y de que tú suegra se enterará, como que 2+2=4.
  2. Si tu esposa esa discutiendo con sus padres (tus suegros), jamás intervengas, mejor salte de la casa lo más rápido posible. No importa el partido que tomes, en serio, no importa a quien apoyes o des la razón, parcial o totalmente, jamás saldrás ganando. Jamás. De una u otra forma te cuelgan de donde más te duela.
  3. Por favor, no a las cuentas mancomunadas. Cuentas separadas y si gustan una cuenta de gastos comunes, pero nada más. A la larga todas las mujeres tienen de ángeles como de contadoras, y tarde o temprano empezarán una oración más o menos así “cielo, ¿en qué fue que gastaste los $100.00 de la semana pasada?”. Peligro total

Para finalizar, una vez casado, la analogía clásica de “no ha perdido una hija ha ganado un hijo” se convierte en la triste realidad de que “tú has perdido tu vida y ella ha ganado”. Si quieres salir con tus amigos, ella puede que quiera acompañarte, y si así lo hace, le estas dando pase libre a que critique en tu propio territorio. Y si no te acompaña, no respirarás aliviado porque en algún momento soltará la frase “claro, si me prestarás más atención como lo haces con tus amigotes no estaríamos en este problema”. Y el problema es que empezó el divorcio

Por eso, antes de hacerles la pregunta de que si quieren convertirse en sus esposas, piénsenlo. La vida es corta de por sí, y sufrida también. Sólo hay que saberla sufrir con gustito.

Esto es simplemente un mordaz ensayo sobre el tema. Cualquier parecido con la realidad es una triste realidad para el que la esté viviendo o reconociendo como su realidad. Por mi parte, soy un feliz divorciado.

 


Create polls and vote for free. dPolls.com

______________________________________________________________________
P.D.
Por si acaso, este "testimonio" es totalmente ficticio, no me ha pasado a mí, lo he inventado todo, en aras de hacer un ejercicio, un ensayo de humor negro porque hoy tuve un día de esos. Hago esta aclaración por si las dudas.
______________________________________________________________________


*****

0 comentarios:

Haznos saber tu opinión

Todo comentario es bien recibido. Pero debes de tener en consideración los siguientes puntos:
1. No se permitirán insultos.
2. No se permitirá comentarios únicamente con publicidad. En todo caso te sugiero enviar un mensaje privado para ver el tema.
3. No se permitirá ningún tipo de ataque, agresión ni apologías de ningún tipo que inciten a la violencia o reacciones violentas. Se puede criticar y entablar debate sin necesidad de agredir a nadie.
4. No se permitirá ningún tipo de discriminación, segregación ni racismo.

Todos los comentarios serán sujetos a moderación, así que por favor les pido un poco de paciencia. Muchas gracias por comentar en este blog.



Coméntalo en Facebook

data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg

Publicados en esta categoría...

Suscribete a De Copy and Paste